Volver al listado de abstracts

La masonería filosófica y los derechos y libertades del ciudadano




Acto nº 28
Tipo de acto Conferencia (Seminario)
Fecha 6 de Febrero de 2014
Lugar Fundación Getafe
Titulo La masoneía filosófica y los derechos y libertades del ciudadano
Realizado por Jesús Soriano




Except:

LOS ALTOS GRADOS FILOSÓFICOS Y LOS DERECHOS Y LIBERTADES DEL CIUDADANO

La Masonería Filosófica busca ennoblecer la vida habitual. Su labor es bajar a los registros más oscuros y no buscados de la conducta y sentimiento diario y describir, no la virtud ordinaria de una vida extraordinaria, sino la extraordinaria virtud de la vida ordinaria.

Las obligaciones de los Masones Escocistas son, por una parte, son la guerra contra la ignorancia, la tiranía espiritual, el despotismo y el vicio, y por otra parte la constancia ante la adversidad y, sobre todo, la supremac&oicute;a del hombre sobre las instituciones. En este último punto se encuentra la "verdad política" de la Masonería Filosófica: un gobierno constitucional que proteja al individuo de la tendencia al despotismo, inherente en todos los sistemas políticos.

En un entorno hostil en el que reinan la intolerancia, la impostura y la hipocresóa, los despotismos opresores de las libertades del hombre se necesitan hombres verdaderos en todas las circunstancias, hombres capaces de aliarse con la virtud y con los hombres virtuosos para difundir por la faz de la Tierra las virtudes que nacen de la Fe y de la Caridad, hombres capaces de luchar para defender la causa de la Justicia y los derechos del Hombre contra toda autoridad ilegítima o abusiva, ya sea política, militar o religiosa. El mundo tiene necesidad de tales hombres.

A lo largo del siglo XIX, la mayor parte de las ideologías filosóficas, religiosas, políticas y económicas han puesto de relieve su inadecuación, sus limitaciones y su fracaso. Se evidencia como necesaria una renovación del pensamiento espiritual y de la ética para enderezar la situación en la que se halla inmersa la Humanidad. Frente a una mundialización esencialmente materialista que desestabiliza o desarraiga a los individuos, empobrece o arruina a ciertos países, pervierte o exacerba las relacionesinternacionales, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, tolerante, espiritualista y humanista, universalista y unificador, puede ofrecer a nuestros contemporáneos en busca de sentido y de perspectivas existenciales una vía de realización personal y colectiva. En todas partes, la Humanidad reclama con fuerza un renacimiento espiritual, una espiritualidad abierta al siglo XXI. Nuestro Rito Escocés Antiguo y Aceptado, por los valores que encarna, se inscribe en tal perspectiva.

Si el hombre del siglo XXI quiere salvarse del caos material y espiritual que le amenaza, tiene que saber encontrar el carácter sagrado de su ser, para reconquistar su existencia. Atrevámonos a decir juntos que el futuro pertenece al Escocismo, porque el Rito Escocés Antiguo y Aceptado sirve para formar a hombres de conocimiento impregnados de espiritualidad y de humanismo, para los cuales justicia, equidad, respeto y amor del otro vienen a completar y enriquecer los valores de lo innato y de lo adquirido, hombres que se esfuerzan por entender, más que por convencer, para quienes el eslogan de 1968 "hacer el amor y no la guerra" tiene un sentido simbólico elevado.

Jesús Soriano Carrillo, 33º
Soberano Gran Comendador
Supremo Consejo de grado 33º para España


Volver al listado de abstracts