Volver al listado de abstracts

Marcas de Cantero: un misterio sin resolver?




Acto nº 56
Tipo de acto Conferencia
Fecha 23 de octubre de 2014
Lugar Biblioteca Arus
Titulo Marcas de Cantero: un misterio sin resolver?
Realizado por Miguel Hernández Bronchud, Dr. en Medicina y miembro del I.M.E.


Except:

El Misterio de las Marcas de Cantero
Autor: Miguel Hernández-Bronchud
Instituto Masónico de España
23 de octubre de 2014, Biblioteca Pública Arús Barcelona

Podría hablaros en términos científicos y empezar por describir las distintas etapas geológicas y biológicas de la Tierra y la evolución del Homo Sapiens Sapiens a través de su DNA antes y después del año 100,000 antes de Cristo que es cuando (aproximadamente y con un error notable de 30 a 40 mil años) aparece nuestra especie más moderna y en poco tiemepo, migrando desde el Africa subsahariana, coloniza los cinco continentes, desde el bloque continental inmenso de Eurasia hasta las Américas o hasta las más lejanas y remotas islas de la Polinesia y del Océano Índico. Estos seres primitivos eran idénticos a nosotros genéticamente y tardaron miles de años (quizás hasta 90mil años) en descubrir el fuego, la rueda, la agricultura y los minerales y poder asentarse en ciudades construyendo casas de piedra y levantando templos. Para los que interese un enfoque más ortodoxo y científico puedo compartir un estudio que publiqué en la revista Nature de 1986 y también en la sección Futuro de El País sobre la evolución humana y los Haplotipos Genéticos de la Hemoglobina (la proteína que da el color rojo característico a la sangre) .

Pero como estamos en la Biblioteca Arús y soy muy consciente de a quién hablo y de cómo todos nosotros compartimos otra visión del conocimiento y del sentido de las cosas os voy a resumir mi charla de otro modo.

Para los Maestros venidos del mar, por no decir ‘del cielo’, los supervivientes de la primera Humanidad destruida, la sabiduría constaba de un Principio Creador inmutable del que procedían tres o quizá trece Leyes fundamentales que actuaban en todos los planos del Universo. Con el tiempo la clave de ese antiguo conocimiento se perdió. De aquel mensaje transmitido bajo formas metalingüísticas sólo quedó el soporte estéril de unos símbolos que confundían o eran utilizados por otras disciplinas interpretativas, como la Alquimia, la Gnosis o la Cábala. Otro lenguaje derivado, primero el de las letras y luego el de los números romanos y árabes, substituyó al lenguaje primitivo en todas las escuelas y gremios excepto en la de los canteros o constructores, protegidos por los Collegiums Fabrorum de la Antigua Roma y ya en la época medieval por los Gremios Masónicos Operativos, de los que personalmente creo que deriva lamoderna institución fraternal de los masones especulativos libres y aceptados. .

El Saber Primogénito y Ontogénico, definitivamente, quedó relegado. En la sociedad ya jerarquizada y basada sobre la dominación de la tierra y de los hombres y mujeres que en ella viven, primó el poder económico y militar, las supersticiones , las religiones manipuladas y el tecnicismo estéri. El ser humano “domesticado” por el ser humano se dejó conducir por la lógica y la razón materialista y seducir por el dinero y las reglas o intereses. Las viejas fórmulas de aprehensión del conocimiento directo, la capacidad de leer entre líneas o de extractar contenidos por simple observación, dejaron de ser útiles aunque es fácil darse cuenta y predecir que este tipo de conocimiento va a volver para y por la supervivencia de nuestra especie y su evolución futura.

Todos sabemos que la Geometría ha sido un pilar de la civilización desde los tiempos de Euclides y de Pitágoras – pero muy probablemente ellos mismos aprendieron o fueron alumnos de escuelas anteriores, como por ejemplo, la Babilónica de Zorobabel y sobretodo la Egipcia, del faraón Akenatón (el faraón egipcio supuestamente “extra terrestre” que vivió entre 1353 y 1336 antes de Cristo) o del médico/filósofo/arquitecto Zoser autor de la primera pirámide de Sakkara.

Pocos conocen el misterio de las marcas de cantero, de hecho yo personalmente no conozco a nadie que las comprenda realmente. Es tal nuestra ignorancia (sobretodo la mía) que en esta exposición sólo pretendo tres cosas: 1) entreteneros un poco para alejar temporalmente de vuestras mentes otros sufrimientos y pensamientos mundanos; 2) disipar algunos conceptos erróneos sobre las marcas de cantero; 3) animaros a protegerlas para preservar para generaciones futuras el privilegio de verlas ya que están desapareciendo rápidamente y hay que organizarse para su estudio y conservación (como en iniciativas tipo SIGNO, y la web www.signoslapidarios.org ). Como quizá única aportación original, presentaré también una hipótesis personal* que relaciona las “marcas rúnicas” (muy frecuentes en partes del camino de Santiago, en edificios sagrados del siglo XI-XV, y en algunos monasterios cistercienses y catedrales) con civilizaciones antiguas pre romanas como la Etrusca y los Íberos. Éstas misteriosas marcas no sólo eran parte de un misteriosos idioma Pre Romano escrito cuya traducción se nos escapa (no disponemos todavía de ninguna “Piedra de Rosetta” para traducirlo), sino que además fue re encontrado primero por los Vikingos (siglos VIII al X)en sus navegaciones por toda Europa hasta América del Norte, y luego por los canteros medievales y sus monjes protectores del Cister o de las Ordenes Religiosas y Militares como los Templarios o los caballeros de San Juan de Jerusalén, Rodas (y Malta).

* hipótesis publicada en mis tres libros “The Secret Castle”, “From Stones to God” y “In Search of a Missing God” publicados por ahora sólo en inglés y asequibles en papel o como libros digitales a través de APPLE Books o de AMAZON Books).

Volver al listado de abstracts