Volver al listado de ágora

La Fraternidad




Titulo La Fraternidad
Eduardo Carbonell



El recién entronizado nuevo Papa ha puesto de relieve la importancia en la época actual que tiene la fraternidad. Ha escogido el nombre de Francisco en recuerdo a San Francisco de Asís para quien la fraternidad y la naturaleza eran sus vivencias existenciales y por ello trabajó tanto por la paz.

Hace 2.500 años, fue el filósofo Protágoras el que pronunció esta importantísima frase: “El hombre es la medida de todas las cosas, tanto de las que existen como de las que no existen”. Por primera vez se pone al hombre como centro del Universo, incluso por encima de los dioses.

Esta idea, fue compartida por muchas creencias y muchas culturas, llegando hasta nuestra época actual. Hoy en día existen fraternidades (Fraternity, en inglés; Fraternité, en francés, etc) de tipo religioso, profesional, estudiantil o sindical. Pero las hermandades han sido cosa de todos los tiempos.

Las órdenes monásticas también eran órdenes fraternales (“Fraile” viene del latín “frater” que significa hermano).

En la Edad Media y a partir del siglo XI, los constructores de catedrales (los francmasones) eran una organización fraternal que protegía a sus miembros y a sus familias. Así los hijos de una viuda de masón eran considerados como hijos de toda la hermandad.

Pero fue a partir del siglo XVIII, cuando la Masonería Especulativa hizo suya la palabra FRATERNIDAD, tanto como ideal filosófico como praxis operativa (Cruz Roja, Esperanto, Sociedad de Naciones, Olimpismo, Paz Universal, etc). En el día de hoy, es nuestra responsabilidad, como hombres libres, de ejercer la fraternidad y expandir el sentimiento de que el planeta Tierra debe ser compartido por todos sus seres.





Fragmento de un fresco de la ermita de la Virgen del Consuelo en Camañas, provincia de Teruel donde dos “hermanos” comparten no una comida o un caballo, sino UNOS PANTALONES.

Eduardo Carbonell
Presidente del IME


Volver al listado de ágora